Colombian Referendum on Farc Luis Acosta/Getty Images

El “Brexit” colombiano

CARTAGENA – La búsqueda de la paz es siempre una tarea divisiva, tanto que a menudo se frustra por diferencias políticas dentro de cada uno de los campos antagonistas. Es precisamente lo que sucedió hace poco en Colombia, cuando los votantes rechazaron por estrecho margen un acuerdo de paz laboriosamente negociado entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los plebiscitos y referendos pueden parecer la manifestación más pura de la democracia; en realidad, son una herramienta favorita de líderes que dependen del engaño y la mendacidad. No por nada es tan común que dictadores y autócratas los convoquen.

Como era de preverse, el plebiscito colombiano (como el referendo británico por el Brexit en junio) dista de ser un triunfo de la democracia. El huracán Matthew impidió el voto de cientos de miles de personas en áreas donde las encuestas indicaban apoyo al acuerdo, y sólo participó el 37% de los 34 millones de votantes colombianos habilitados. En ese contexto, el ínfimo margen de victoria del campo del “no” (apenas 0,4%) resulta menos convincente todavía.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/gMmrjqE/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.