Skip to main content

akjha1_ DEA  M. BORCHIDe AgostiniGetty Images_singapore skyline DEA/M. BORCHI/De Agostini/Getty Images

Ciudades para las personas

SINGAPUR – La Divina Comedia de Dante describe un nivel del infierno (la Ciudad de Dis) como “la ciudad miserable de Satanás... que está llena de angustia y terrible tormento”. Dante bien podría haber estado describiendo muchas metrópolis modernas.

El mundo, especialmente el África subsahariana y Asia, está atravesando por una ola masiva de urbanización. Y, sin embargo, dicha urbanización se está produciendo, en su gran mayoría, en ausencia de planificación urbana, e incluso en aquellos municipios que intentan crear planes a menudo no los aplican de manera efectiva, o no responden adecuadamente a las necesidades de la mayoría de las personas. El resultado son ciudades superpobladas, sucias y desordenadas que socavan la salud y la felicidad de los residentes.

En la planificación de nuestras ciudades, hemos puesto las necesidades de los automóviles por encima de aquellas de las personas, enfatizando, con demasiada frecuencia, la accesibilidad de los vehículos particulares (mientras que, a su vez, sancionamos a los peatones y ciclistas por imprudencia peatonal) – un enfoque que crea un embotellamiento casi permanente y una gran contaminación. El conductor promedio en Los Ángeles pasa 102 horas por año en tráfico pico. En Yakarta, el conductor promedio arranca y detiene su automóvil más de 33.000 veces por año.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/EwP1SG6/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions