Aerial view of the building dubbed as the Hanging Gardens of Babylon VCG/VCG via Getty Images

Ciudades más verdes y grandes

WASHINGTON, DC – ¿Cómo luciría una “ciudad verde”? ¿Se parecería a Copenhague, con sus altas tasas de transporte en bicicleta y reciclaje? ¿O a Curitiba, capital del estado de Paraná en Brasil, con su planificación centrada en el peatón? ¿Q quizás a la capital de Etiopia, Addis Ababa, que depende completamente de energías renovables?

En la actualidad, con más del 50% de la población mundial viviendo en áreas urbanas (proporción que crece rápidamente) la respuesta a esta pregunta dará forma a nuestro futuro colectivo. Puede que sea más directa de lo que pensamos: para hacer más “verdes” a las ciudades (es decir, menos contaminadas, más eficientes en el manejo de sus recursos y más resistentes en lo ambiental) deberíamos volverlas literalmente de ese color.

Los debates sobre cómo “enverdecer” las ciudades suelen reconocer la importancia de una infraestructura sostenible y una planificación urbana inteligente. Pero a menudo pasan por alto que la infraestructura original del mundo es la misma naturaleza y que soluciones basadas en ella pueden ayudar a las ciudades a abordar algunos de sus mayores retos de planificación, como la polución del agua, la escasez de agua y el calor extremo, todos los cuales están siendo exacerbados por el cambio climático.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/trvBTZN/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.