Typhoon in china Xu Yu/ZumaPress

Metas insostenibles para el desarrollo

ARUSHA – A fines de este mes tendrá lugar una de las conferencias políticas más trascendentales de la década: más de 150 líderes mundiales se reunirán en Nueva York para determinar el destino del gasto mundial para el desarrollo –más de 2,5 billones de USD– desde ahora y hasta 2030. Pero, en realidad, no se espera que los jefes de estado hagan demasiado en la conferencia. Como los diplomáticos y burócratas de las Naciones Unidas ya finalizaron discretamente la llamada Agenda del Desarrollo Sostenible, solo se espera que los líderes sonrían para las cámaras y firmen en la línea punteada. Desafortunadamente, están perdiendo una oportunidad que solo ocurre una vez por generación para hacer algo más beneficioso.

La agenda es el resultado de años de negociaciones y en pos de la inclusión, la ONU habló con todo el mundo. Pero, independientemente de lo admirable que pueda ser ese enfoque, no resultó exitoso. De hecho, al ver la agenda que produjeron –más de 15,000 palabras y 169 metas para el desarrollo que inducen al dolor de cabeza– podríamos concluir que sencillamente metieron todo lo que escucharon en ese documento.

Comparemos esto con la última agenda mundial para el desarrollo, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que resultaron bastante exitosos. Los ODM solo incluyeron 18 metas nítidas; básicamente prometieron reducir el hambre, la pobreza, y la mortalidad infantil y materna, mientras se procura que todos los niños vayan a la escuela y mejorar el acceso al agua y los servicios sanitarios.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/nuWIVP4/es;