velasco106_Drew AngererGetty Images_trumprally Drew Angerer/Getty Images

El llamado de lo tribal

LONDRES – ¿Por qué toman los políticos las decisiones que toman? Y ¿por qué luego los votantes deciden apoyarlos? Una posible respuesta es que los electores prefieren a políticos cuyos principios comparten, y reeligen a quienes promueven dichos principios durante el desempeño de sus funciones. Otra alternativa es que los electores apoyan a los políticos que defienden sus intereses económicos o de otro tipo. Y que cuando esos representantes ya no lo hacen, dejan de votar por ellos.

Estos modelos sencillos e intuitivos ocupan el centro de la economía política moderna. No obstante, parecen inútiles a la hora de explicar la política de hoy, especialmente cuando se trata de los conservadores en Estados Unidos.

Examinemos las posturas con respecto a los déficits fiscales en dicho país durante los últimos doce años. A fines de 2008, cuando el mundo enfrentaba la que entonces era la peor crisis económica desde la Gran Depresión, los asesores del presidente electo Barack Obama deseaban un estímulo fiscal de US$1.800 billones, aunque creían que la cifra era utópica, pese a que su partido controlaba las dos cámaras del Congreso. El gobierno finalmente solicitó un estímulo de US$1.200 billones, y el Congreso aprobó un paquete por un total de US$787 mil millones.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/vZ60S86es