solana122_ H. Armstrong RobertsClassicStockGetty Images_UN HQ 1940s H. Armstrong Roberts/ClassicStock/Getty Images

75 años de sinsabores para la ONU

MADRID – La Sperry Corporation fue una empresa estadounidense dedicada a la fabricación de componentes electrónicos, tecnologías de la información y material de defensa. Tras la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, la empresa accedió a lucrativos contratos para la producción de armamento. Una vez terminada la guerra, la compañía se vio obligada a reducir su producción, con lo que buena parte de sus instalaciones en Lake Success, Nueva York, quedaron en desuso y disponibles para potenciales arrendatarios.

Así fue cómo, antes de trasladarse a su actual complejo a orillas del East River, la recién creada Organización de las Naciones Unidas hizo de una fábrica de armamento su segunda sede temporal, donde permaneció entre 1946 y 1952. A primera vista, esta solución podía parecer inadecuada para una organización llamada a promover la paz y la cooperación internacional, pero ¿qué mejor símbolo del cambio de época? Metros y más metros dedicados al esfuerzo militar estadounidense se transformaron en un espacio que vino a conocerse como “la fábrica de la paz”.

Hoy, la ONU celebra el 75º aniversario de su fundación, con un acto que tendrá lugar principalmente en formato virtual por imperativo del COVID-19. Esta conmemoración precede a la apertura del debate anual de la Asamblea General de la ONU, que por primera vez en su historia no reunirá a los líderes mundiales en Nueva York. Por deslucido que vaya a ser este aniversario, sería injusto desaprovechar la ocasión de reivindicar la dimensión histórica de Naciones Unidas. También hay que alabar su capacidad de movilización para abordar retos globales —como la pobreza y el cambio climático— a través de iniciativas tan destacadas como los Objetivos de Desarrollo del Milenio, así como sus sucesores, los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Vaya por delante que, pese a todas las imperfecciones y limitaciones que aquejan a la organización, estaríamos mucho peor sin ella.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/phVrO8Res