haass117_ Chris HondrosGetty Images_un Chris Hondros/Getty Images

El cumpleaños infeliz de la ONU

NUEVA YORK – Las Naciones Unidas cumplen 75 años este otoño; si se tratara de un año normal, muchos de los líderes del mundo se reunirían en la ciudad de Nueva York para celebrar este hito y abrir la reunión anual de la Asamblea General.

Pero este año es cualquier cosa, menos normal. No habrá ninguna reunión debido a la COVID-19, e incluso si la hubiera, no tendríamos mucho que celebrar. Las Naciones Unidas han quedado muy lejos de cumplir sus metas de «mantener la paz y la seguridad internacional», «desarrollar relaciones amistosas entre los países» y «lograr la cooperación internacional para solucionar problemas internacionales».

La pandemia nos ayuda a ilustrar el porqué: el Consejo de Seguridad de la ONU —el componente más importante de su sistema— logró en gran medida tornarse irrelevante; China bloqueó cualquier papel significativo del órgano ejecutivo de la ONU, no vaya a ser que se la critique por la mala gestión inicial del brote y se la responsabilice por sus consecuencias. Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud cedió ante China al principio y se vio aún más debilitada por la decisión de Estados Unidos de abandonarla. El resultado es que las grandes potencias consiguen la ONU que quieren, no la que el mundo necesita.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/GP5lnxTes