haass104_JonathanErnstPoolGettyImages_soldiersilhouettehelicopter Jonathan Ernst/Pool/Getty Images

¿Otra “inclinación” en el sur de Asia?

NUEVA YORK – La palabra “inclinación” tiene historia en el sur de Asia. Hace casi medio siglo, el gobierno de Pakistán reprimió brutalmente a sus ciudadanos en la parte oriental del país. Se desató un flujo de millones de refugiados hacia la India; esta movilizó sus fuerzas armadas. Pakistán atacó, y la India respondió. Siguió una guerra total. Cuando se asentó la polvareda, Pakistán quedó desmembrado, y la parte oriental se convirtió en un país independiente: Bangladesh.

El gobierno estadounidense observó el desarrollo de estos hechos con preocupación. Nadie se tomaba en serio la supuesta no alineación de la India; el presidente Richard Nixon y el asesor de seguridad nacional Henry Kissinger juzgaron que una victoria para la India beneficiaría a la Unión Soviética. Además, el conflicto del sur de Asia se produjo justo cuando Estados Unidos (con ayuda de Pakistán) intentaba establecer relaciones con la República Popular China. Nixon y Kissinger temían que China estuviera menos interesada si Estados Unidos se mostraba reacio a hacerle frente a la India, un país con respaldo soviético, con el que China había librado una guerra una década antes.

Estados Unidos envió un portaaviones a la bahía de Bengala, supuestamente para disuadir futuras acciones militares indias (y en realidad, más como una señal de apoyo a Pakistán). La exhibición de fuerza no cambió la trayectoria de la crisis, pero la “inclinación” estadounidense hacia Pakistán (un término que llegó a los diarios) tendría mala fama en la India por mucho tiempo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/RQudnUpes