Santiago de Cuba Roberto Machado Noa/Getty Images

La lucha por la salud de los océanos

NUEVA YORK –  Los océanos están cambiando – y ese cambio no los mejora. Se tiene evidencia científica consolidada que demuestra que los océanos están cada vez más vacíos, más calientes y más ácidos, y que ello pone la vida marina bajo grave presión. Sin embargo, hay buenas noticias: la evidencia también indica que los océanos puede regenerarse, y el mundo ya ha llegado a un acuerdo para permitir ese resultado.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible para los Océanos (ODS 14) fue adoptado por los líderes mundiales en septiembre del año 2015 como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Incluye objetivos vitales para mitigar la acidificación de los océanos, proteger el hábitat y las especies, reducir considerablemente la contaminación, y poner fin a la pesca ilegal y los subsidios que conducen a la sobrepesca.

En última instancia, el ODS 14 promete preservar los océanos y garantizar su uso sostenible en el futuro. No obstante, esto únicamente se puede llevar a cabo mediante acciones audaces y urgentes, sustentadas fuertemente por la solidaridad entre gobiernos, ciudadanos y empresas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/tua8PZo/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.