29

Por qué Ucrania necesita armas

MÚNICH – Se ha vuelto moneda corriente entre diplomáticos y otros analistas de política exterior decir que el conflicto entre Rusia y Ucrania no tiene solución militar. Casi todos los observadores afirman que la única ruta viable hacia la paz y la estabilidad es diplomática. Pero a pesar del reciente acuerdo de alto el fuego anunciado en Minsk, la continuación de la violencia (reflejada en la violenta expulsión de las fuerzas ucranianas de la ciudad de Debáltsevo) es una clara señal de que es hora de pensar qué debe hacerse para impedir una solución militar impuesta por el Kremlin.

Tres influyentes centros de investigación estadounidenses ya lo han hecho, y llegaron a la conclusión de que Estados Unidos debe empezar a suministrar a Ucrania no sólo más ayuda no letal (por ejemplo, drones, vehículos blindados ligeros y equipo médico) sino también “asistencia militar defensiva letal”, en la forma de misiles antitanque ligeros. Pero los gobiernos europeos mantienen su oposición a la entrega de equipos defensivos a Ucrania, e insisten en cambio en que la única solución es diplomática.

Está claro que desde el punto de vista de Ucrania, un enfrentamiento militar cara a cara con Rusia no es una opción viable. El año pasado, cuando las fuerzas separatistas en la región de Donbas estaban a punto de sucumbir al peso de la contraofensiva ucraniana, parecía posible que Ucrania reafirmara su soberanía sobre el área. Pero enseguida el Kremlin desplegó grupos tácticos del tamaño de batallones, tomados del ejército ruso, para apoyar a los rebeldes. Las fuerzas relativamente débiles de Ucrania no tenían la menor posibilidad de hacerles frente.

La jugada de Rusia es prueba de su compromiso con hacer todo lo necesario para evitar una derrota militar de las entidades separatistas, a las que incitó y formó en unidades de combate; determinación en la que no ha flaqueado, a pesar de la considerable carga que supone el conflicto para sus fuerzas armadas. En vista de lo cual, que Ucrania reafirme por vía militar el control de la región de Donbas parece tan improbable que incluso intentarlo sería una locura.