11

Mantener la promesa a Europa oriental

KIEV – Durante muchos años la ampliación de la Unión Europea hacia el este parecía imparable. Sin embargo, con la invasión rusa a Ucrania, el presidente Vladimir Putin parece haber tenido éxito en reducir los esfuerzos de Europa para extender la democracia, el Estado de derecho y la apertura de mercados en todo el continente.

La UE no debe doblegarse ante las demandas de Putin. La suerte de Ucrania se ha convertido en la suerte de Europa. En efecto, Putin no solo quiere frenar las normas políticas, cívicas y sociales de Europa con su decisión de arraigarse dentro de Ucrania, sino también quiere revertirlas en el Báltico, los Balcanes; y en otros lugares en Europa se han fragilizado políticamente debido a crisis económicas o populismo demagógico.

La cumbre de la Asociación oriental de la UE en Riga puede y tiene que demostrar la determinación de Europa para defender su unidad, seguridad y valores de cara a la agresión rusa. Y lo debe hacer de forma concreta, no solo emitiendo comunicados oficiales que rápido quedan en el olvido, y que solo reciben el desdén del Kremlin y sus aliados separatistas de Ucrania.

Es de suma importancia hacer que la nueva política se convierta en una verdadera asociación de pueblos. Los ciudadanos de los países asociados tienen que ser los beneficiarios reales si se quiere que esta asociación sea algo más que un acuerdo inerte como ha sido hasta ahora. Entre los ingredientes principales que pueden hacer que esta asociación sea popular en términos políticos están los compromisos de la UE en el tema de movilidad, la ayuda a las Pymes y los emprendedores y un aumento importante de oportunidades educativas para la gran mayoría.