25

La guerra europea en Ucrania

BERLÍN – La guerra está devastando al este europeo, Ucrania es víctima de la agresión militar rusa y, guste o no, su destino básicamente determinará al de Europa, porque la crisis actual definirá las reglas y los principios que regirán a los europeos en el siglo XXI.

¿Será Europa gobernada por los principios de la libertad, la democracia, el imperio de la ley y la inviolabilidad de las fronteras nacionales? ¿O triunfarán el mero poderío y la voluntad de usar la fuerza? ¿Aplastarán la democracia «dirigida» y las esferas de influencia el derecho de los países –grandes o pequeños– a determinar su propio futuro?

Con el fin de la Guerra Fría y el colapso de la Unión Soviética, la independencia y la integridad territorial ucranianas rápidamente se convirtieron en un pilar del orden europeo. Esta situación estratégica es más evidente ahora que nunca, en términos simples, la actual Ucrania democrática está luchando por el futuro de Europa.

El presidente ruso Vladimir Putin desea restaurar un orden internacional basado en esferas de influencia exclusivas controladas por las grandes potencias, el sistema que prevaleció en la Europa devastada por las guerras en los siglos XVIII y XIX. Una Ucrania europea y la Unión Europea se interponen a esta meta, por eso la política rusa actual busca desestabilizar permanentemente a Ucrania, especialmente en lo militar y lo financiero. A Europa le conviene impedir que esta política se imponga.