liam fox brexit export Leon Neal/Getty Images

La estrategia comercial perdedora de Gran Bretaña

LONDRES – El gobierno británico acaba de lanzar su plan para que el Reino Unido recupere su condición de “superpotencia exportadora”. Es un objetivo ambicioso, si no completamente antojadizo.

Dada la escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, los países en todo el mundo se están apresurando a consolidar sus relaciones comerciales y preservar las cadenas de suministro existentes. No es el caso del Reino Unido, que ahora está en las etapas finales de las negociaciones para retirarse de la Unión Europea –una medida que cambiará drásticamente la relación que tiene con su único socio comercial más importante-. Pronto el país no sólo se convertirá en un menor exportador, sino también en una potencia menos importante.

Una primera “obligación” para una superpotencia exportadora es establecer acuerdos comerciales claros y estables con otros países, para que las empresas puedan producir bienes y servicios de manera colaborativa entre fronteras. Es lo que China está haciendo con sus inversiones extraordinarias en infraestructura, y al forjar nuevos lazos transfronterizos en Eurasia y otras regiones. Y es lo que los países europeos hicieron al crear y expandir el mercado único en el transcurso de muchas décadas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/WmIc3ures