0

La transformación de Turquía

La elección de Abdullah Gül como undécimo Presidente de Turquía representa un cambio de inflexión en la historia del país.

En julio, el gobernante partido Justicia y Desarrollo (AKP), religiosamente conservador, pero económicamente liberal, obtuvo una victoria arrolladora en las elecciones parlamentarias convocadas después de que el ejército expresara su oposición a que Gül llegase a ocupar la presidencia. Esa victoria, junto con la elección de Gül, confirma que el AKP se perfila cada vez más como un partido de realineamiento y que, pese al aumento del nacionalismo xenofóbico, los turcos quieren integrarse en la Unión Europa.

El pasado mes de abril, la candidatura de Gül provocó una amenaza de golpe militar, lo que precipitó las recientes elecciones. Así, el electorado dijo con claridad que ya no quería que el ejército participara en la política interior, al rechazar las advertencias de los generales de que el AKP conduciría al país hacia las tinieblas del gobierno teocrático.

El feroz debate sobre la presidencia subrayó el significado simbólico de ese cargo en el equilibrio interior de poder en Turquía. Se consideró que el velo que la esposa de Gül lleva puesto por razones religiosas era un ataque al sacrosanto principio del secularismo de Turquía. De hecho, el presidente saliente Ahmet Necdet Sezer se negó a invitar a las esposas de los diputados del AKP que se cubrían el pelo en las cenas de Estado y en las recepciones del Día de la República.