Turkey coup anniversary Anadolu Agency/Getty Images

Un año agitado en Turquía

ESTOCOLMO – Ha pasado un año desde que fracasó el golpe de estado en Turquía, y todavía abundan las interrogantes sobre el futuro del país.

Al intento de golpe del año pasado no le faltó dramatismo. Los aviones F-16 rebeldes bombardearon el parlamento turco y 249 personas perdieron la vida. Pero no lograron detener al presidente Recep Tayyip Erdogan, quien movilizó a sus propios partidarios y selló el destino del golpe. Si el golpe no hubiera sido bloqueado en las primeras 48 horas, probablemente Turquía habría caído en una devastadora y violenta guerra civil, cuyas consecuencias se habrían extendido mucho más allá de sus fronteras.

Hoy en día, es difícil encontrar a alguien en Turquía que tenga dudas de que la sublevación fue instigada por fuerzas leales al enigmático clérigo musulmán asentado en Pensilvania Fethullah Gülen. Todas las pruebas disponibles parecen apoyar esta conclusión. Cuando Erdogan y su Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP) llegaron al poder democráticamente en 2002, unieron sus fuerzas con los gülenistas para revertir el antiguo sistema autoritario de Turquía y apuntalar la democracia turca con miras a unirse a la Unión Europea.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/TmmrKPb/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.