14

La teoría del caos de gobierno de Trump

VARSOVIA – En las semanas posteriores a la asunción de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, se ha vuelto evidente que pretende revertir la agenda progresista-igualitaria que está normalmente asociada con la "corrección política" en el taco de salida -no sólo en Estados Unidos, sino a nivel global-. Stephen Bannon, el mentor de la Casa Blanca de Trump y ex CEO de la publicación de extrema derecha Breitbart News, desde hace mucho tiempo persigue este proyecto ideológico, y ahora sabemos que lo que él o Trump dicen debe tomarse en serio y al pie de la letra.

La transición de Trump en un principio resultó tranquilizadora, porque nombró a muchas personas incuestionablemente serias (aunque también seriamente adineradas) en su gabinete. Pero, después de la asunción, se desató el infierno cuando Trump y Bannon empezaron a implementar a fondo su proyecto.

En primer lugar, Trump nombró a Bannon para el más alto organismo del Consejo de Seguridad Nacional, el comité de directores. Luego nombró a Ted Malloch, un oscuro profesor de estudios empresariales de la Universidad de Reading, en Inglaterra, como Embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea. Malloch recientemente expresó su deseo de "vender en corto el euro" y predijo que la moneda no sobrevivirá otros 18 meses. Trump también hizo crecer las chances de una guerra comercial con México, y se ha mostrado dispuesto a confrontar a las principales corporaciones estadounidenses con su orden ejecutiva que prohíbe el ingreso a Estados Unidos de viajeros de siete países de mayoría musulmana.  

El proyecto ideológico que Trump y Bannon intentarán llevar adelante podría tener implicancias geopolíticas y económicas de amplio alcance que deberían preocupar no sólo a los progresistas, sino también a los conservadores declarados como yo. Para entender hasta dónde están dispuestos a llegar, debemos comprender sus objetivos finales.