krueger10_Scott Olson_Getty Images_trucks Scott Olson/Getty Images

Trump contra el sector servicios

WASHINGTON, DC – En el siglo XIX, más del 70% de los trabajadores estadounidenses eran agricultores. En 2017 esa cifra no superaba el 2%. En 1970, alrededor del 32% del empleo privado se encontraba en industrias de fabricación de bienes. En 2018 la cifra era 13,5%. Los sectores dinámicos de la economía estadounidense son los de servicios; pero el presidente Donald Trump, obsesionado con las viejas industrias fabriles, no parece entenderlo.

Así como antaño el crecimiento más veloz se daba en la industria fabril, hoy está en el sector servicios. Mucha gente (incluido tal vez Trump) piensa que este sector está formado por personal de limpieza, mantenimiento y gastronomía. Pero también incluye el transporte, la informática, los servicios profesionales y empresariales, la educación, el entretenimiento, etcétera. En Estados Unidos, la mayor parte de los empleados de servicios trabajan en transporte y servicios públicos, educación, atención de la salud y servicios empresariales. Y eso sin contar a los autoempleados.

En 2017, toda la industria fabril estadounidense empleaba a 12,4 millones de trabajadores, mientras que sólo en servicios empresariales y profesionales había 20,6 millones. Para la mayoría de los observadores, las actividades más modernas y dinámicas de la economía y muchos de los empleos mejor remunerados están en la segunda categoría. En general, el empleo en producción de servicios constituye el 70% del empleo total en el sector privado.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/j2KuM8Zes