stasavage2_George FreyGetty Images_USmailballotvote George Frey/Getty Images

La arcaica mentira de Trump sobre las papeletas de votación

NUEVA YORK – A medida que Estados Unidos está cada vez más cerca de sus elecciones presidenciales más significativas y contenciosas en mucho tiempo, se habla mucho sobre el voto por correo. Algunos ven esta opción como necesaria para garantizar que todos tengan acceso a las papeletas electorales en medio de la pandemia COVID-19, y que de manera particular puedan acceder a las mismas los obreros y los integrantes de grupos minoritarios, que son los que tienen tasas de infección desproporcionadamente altas. Pero otros, incluido entre ellos el presidente Donald Trump, se oponen a viva voz a las papeletas de votación enviadas por correo, arguyendo un supuesto riesgo de fraude.

Su argumento es espurio, y no es realmente novedoso. Durante los últimos seis siglos, aquellos que buscan limitar el sufragio han tratado de alcanzar sus objetivos citando la necesidad de mantener la “integridad” del sistema electoral.

Consideremos el caso de Inglaterra a principios del siglo XV. En esa época, cada condado inglés enviaba a dos “caballeros de la comarca” para que sean sus representantes en el Parlamento. Y, debido a que no había ninguna ley formal que rigiera cómo se seleccionaría a dichos caballeros (un término en gran medida honorífico), la organización de un proceso de elección recaía bajo la responsabilidad del comisario de cada condado.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/pVdgjxEes