Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu delivers a speech on Iran's nuclear program JACK GUEZ/AFP/Getty Images

Una guerra que Trump elige hacer

TEL AVIV – La decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 con Irán no es su primer abandono de un pacto internacional clave. Del Acuerdo Transpacífico al acuerdo de París sobre el clima, la destrucción de marcos multilaterales se ha vuelto una especialidad de Trump.

Pero incluso para lo que es común en él, abandonar el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), nombre formal del acuerdo con Irán, es demasiado. Ya hay quienes comparan la jugada con el malhadado intento del presidente George W. Bush de remodelar Medio Oriente con guerras en Afganistán e Irak. Igual que las aventuras militares de Bush, la estrategia de Trump para la región conlleva riesgos enormes, sobre todo porque arrojó lo poco que quedaba de la alianza transatlántica al abismo que hay entre la política estadounidense de la fuerza y el énfasis europeo en la diplomacia.

La decisión de Trump no es sólo acerca de limitar el acceso de Irán a armas de destrucción masiva; más bien, el objetivo del presidente es lograr un cambio de régimen, que aparentemente espera conseguir agotando los recursos económicos y estratégicos de la República Islámica. Al reanudar las sanciones, Trump casi le esta rogando al pueblo iraní (que será el más afectado por la medida) que se rebele contra su gobierno.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/LeRdCc9/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.