Chris McGrath/Getty Images

¿El fin de la OTAN?

ESTOCOLMO – ¿Qué queda de la OTAN y del orden transatlántico después de la tumultuosa semana del presidente norteamericano, Donald Trump, en Bruselas, el Reino Unido y Helsinki, donde defendió al presidente ruso, Vladimir Putin, contra acusaciones de una guerra cibernética de las propias agencias de inteligencia de Estados Unidos?

Si miramos cómo se desarrollan los acontecimientos con lentes color de rosa, podríamos pensar que la alianza estratégica más importante de Occidente está más o menos bien, o inclusive que se está volviendo más fuerte. En verdad, la OTAN está en peligro, y su destino hoy está depositado en las manos desdeñosas de Trump.

Antes y durante la cumbre de la OTAN, hubo mucho debate sobre el gasto militar de los estados miembro como porcentaje del PIB. Se espera que cada miembro incremente su gasto al 2% del PIB en 2024, pero Trump al parecer piensa que esto ya se debería de haber hecho. Y en la cumbre la semana pasada, de repente exigió un nuevo objetivo del 4% del PIB -que es más, inclusive, de lo que gasta Estados Unidos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/PpqYIyp/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.