A convoy of US forces armoured vehicles drives near the village of Yalanli DELIL SOULEIMAN/AFP/Getty Images

Estados Unidos necesita una estrategia para Siria

TEL AVIV – El presidente norteamericano, Donald Trump, elogió los ataques con misiles de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido contra instalaciones militares sirias -perpetrados en represalia por un ataque con armas químicas supuestamente ejecutado por el régimen de Bashar al-Assad- y los calificó de gran éxito. Pero ninguna dosis de retórica triunfante puede oscurecer la traición al pueblo sirio por parte de Occidente, ni disimular su falta de una estrategia real para resolver el conflicto sirio.

En los últimos siete años, casi medio millón de ciudadanos sirios han sido asesinados y siete millones hoy son refugiados. Mientras tanto, se ha formado una alianza nefasta entre fanáticos chiitas, representados por Irán y Hezbollah, y un gobierno ruso decidido a deshacer el orden de pos-Guerra Fría y cambiar radicalmente el juego estratégico en Oriente Medio.

Occidente no pudo estar a la altura del desafío. Por el contrario, Trump está por retirar las tropas estadounidenses todavía apostadas en Siria, con el argumento de que se ha alcanzado su principal objetivo: derrotar a Estado Islámico (EI). Sin embargo, si bien había que frenar a EI, nunca fue el mayor enemigo de Occidente en Siria; ese título se lo lleva el eje de Rusia, Irán, Hezbollah y el régimen de Assad -un eje contra el cual EI, en verdad, funcionaba como fuerza de contrapeso.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/jUKKqW1/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.