NurPhoto/Getty Images

La guerra populista a las mujeres

VARSOVIA – Jarosław Kaczyński y Donald Trump son dos políticos que este año escandalizaron al mundo con sus dichos y actos, y salieron en gran medida impunes. Pero eso está por acabarse.

Cuando el año pasado el partido Ley y Justicia de Kaczyński llegó al poder, inmediatamente se hizo con el control de las principales instituciones polacas, entre ellas el Tribunal Constitucional, la fiscalía del Estado, empresas y medios de prensa públicos e incluso las caballerizas estatales. Como el gobierno de Ley y Justicia heredó una economía sana y una fuerte posición fiscal, Kaczyński no vio necesidad de contar con un ministro de finanzas, así que hace poco eliminó el cargo.

Trump también ha cometido reiterados actos que en circunstancias normales lo descalificarían para la política: atacó a los padres de un soldado estadounidense musulmán muerto en combate, se burló de un periodista discapacitado y criticó al senador John McCain por haber sido capturado durante la Guerra de Vietnam (cuando fue retenido y torturado durante más de cinco años). Todo el mundo se escandalizó, excepto los votantes de Trump.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Wdo9lNF/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.