Vladimir Putin, Donald Trump and Xi Jinping Mikhail Metzel\TASS via Getty Images

El factor Trump y la política exterior de Estados Unidos

BERLÍN – En el primer año de la presidencia de Donald Trump, los daños causados por su gobierno en el ámbito de las relaciones internacionales no fueron tan elevados como se temía.

A pesar de su resonante retórica y sus tuits calificando al dictador norcoreano Kim Jong-un de “pequeño hombre cohete”, el nuevo presidente estadounidense no comenzó ninguna guerra en la Península Coreana o en el Mar del Sur de China. Tampoco hubo conflicto en torno a Taiwán tras su cuestionamiento de la prolongada política de Estados Unidos de “una sola China”.

De hecho, lejos de pelearse con China, Trump parece haber entablado una cercana relación personal con el Presidente chino Xi Jinping. Los líderes chinos no se lo podían creer cuando una de las primeras medidas oficiales de Trump fue retirar a Estados Unidos de la Asociación Transpacífico (TPP), que habría excluido a China y reafirmado las normas de comercio occidentales en la región de Asía-Pacífico. Fue como si Trump hubiera querido hacer grande de nuevo a China, no a Estados Unidos.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/feJUBnCes