3

Un paso atrás desde el inicio de Trump

STANFORD – Las primeras semanas de la presidencia de Donald Trump contuvieron lo que pareció ser un año de actividad y encono. Los medios estadounidenses "hablan sólo de Trump, todo el tiempo" -y tuvieron una buena dosis de combustible-. Entre las medidas iniciales de Trump para "sacudir" a Washington, que incluyeron una prohibición de hacer lobby durante cinco años y aprobaciones de proyectos que el presidente Barack Obama había bloqueado, cometió algunos errores graves -y evitables.

Trump está lejos de ser el primer presidente en llegar a la Casa Blanca con la intención de sacudir las cosas. El presidente Jimmy Carter lo intentó, pero inmediatamente entró en conflicto con el liderazgo de su propio partido en el Congreso -y, subsiguientemente, tuvo problemas para lograr algún objetivo-. Por ejemplo, el Congreso convirtió el recorte de impuestos para dividendos que él había propuesto en uno para ganancias de capital.

El sucesor de Carter, Ronald Reagan, fue mucho más exitoso en su intento por imponer reformas para los recortes impositivos, así como en fomentar la escalada militar que sirvió para ganar la Guerra Fría. Pero no pudo frenar el gasto.

Bill Clinton intentó rehacer el sistema de atención médica de Estados Unidos. No pudo hacerlo, lo cual derivó en una impresionante derrota para los demócratas en las elecciones parlamentarias de mitad de mandato en 1994. La gente se queja del desorden en la administración Trump, pero la Casa Blanca de Clinton estaba tan desorganizada que tuvo que nombrar a Leon Panetta como jefe de Gabinete y a David Gergen como asesor de comunicaciones para enderezar el barco.