saikal4_AFPGettyImages_iranoiltankerfire AFP/Getty Images

La política fallida de Trump para Irán

CAMBERRA – En respuesta a la política de máxima presión del presidente norteamericano, Donald Trump, Irán acaba de capturar un segundo buque petrolero extranjero. La estrategia de Trump de hacerse obedecer por el régimen islámico de Irán claramente no está funcionando. Si algo consiguió, es haber creado otro foco de tensión en Oriente Medio, minado las relaciones transatlánticas, beneficiado a Rusia y a China y asestado un duro golpe al Tratado de No Proliferación Nuclear. ¿Y ahora qué?

El mayor problema de Trump es que los otros signatarios del acuerdo nuclear de 2015 –oficialmente conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC)- del cual ha retirado a Estados Unidos, han mantenido su compromiso con el acuerdo. Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China también se han opuesto a la imposición de Trump de sanciones económicas paralizantes a Irán. Están comprometidos con preservar el acuerdo y hacer todo lo posible para persuadir a los líderes de Irán de seguir adhiriendo a él. Los signatarios europeos han establecido un mecanismo especial para facilitar el comercio y los negocios con Irán a riesgo de represalias de Estados Unidos, mientras que Rusia y China han expandido sus lazos económicos y estratégicos con la República Islámica, lo que representa la primera vez en la historia de la alianza occidental en que los aliados europeos de Estados Unidos han aunado fuerzas con sus rivales.

El respaldo de estas potencias a Irán no es suficiente para compensar las sanciones secundarias norteamericanas, que castigan a todos los gobiernos y empresas que hacen negocios allí. Pero puede suavizar los efectos de las sanciones y fortalecer la resiliencia del régimen iraní. Irán ya ha demostrado su capacidad de resistencia al derribar un dron espía de Estados Unidos, supuestamente tener a otros seis buques petroleros en la mira y capturar dos más en las cercanías del Estrecho de Ormuz. Así ha señalado su capacidad para obstruir el Estrecho, a través del cual circula una quinta parte del petróleo del mundo, a pesar de la demostración de fuerza de Estados Unidos en el Golfo para garantizar la seguridad marítima.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/GEI1Lqkes