EPA protest Ricky Carioti/The Washington Post/Getty Images

Las fantasías climáticas de Donald Trump

NUEVA YORK – Cuenta la leyenda que el rey Canuto llevó a sus aduladores al mar, para mostrarles que ni siquiera un rey podía dar órdenes a las olas, que las leyes de la naturaleza son más poderosas que los mandatos de los hombres. Tanto peor para Donald Trump, que realmente cree que sus decretos pueden contener las olas.

Más que aduladores, Trump está rodeado de empresarios amigos que, lo mismo que su tonto e ignorante rey, creen que negando el cambio climático podrán recuperar los días de riqueza y gloria del carbón, el petróleo y el gas. Se equivocan. La codicia no revertirá el cambio climático antropogénico, y los decretos de Trump no detendrán el abandono mundial de los combustibles fósiles y la adopción de fuentes de energía de baja huella de carbono, como la eólica, solar, hídrica, nuclear, geotérmica, etcétera.

En menos de cien días, hemos aprendido que Trump es un hombre que vive en un mundo de fantasía. Firma decretos, ladra órdenes, publica tuits de medianoche, todo para nada. Los hechos (los reales, no los “alternativos” que promueve) no dejan de interferir con sus planes. Allí está la física; la ley; los tribunales; las normas procedimentales; y los votantes, de los que sólo el 36% aprueba el desempeño de Trump. También está China, que se anota una victoria tecnológica y diplomática cada vez que el incompetente presidente de los Estados Unidos comete un error.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/TKLvqvl/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.