Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

boskin66_GettyImages_dollarsignballotbox Getty Images

Se elige el futuro económico de Estados Unidos

STANFORD – Dentro de un año, Estados Unidos elegirá a su próximo presidente. Hay mucho en juego, y el resultado repercutirá en todo el mundo, en una variedad de esferas, en particular la económica. Pero hasta ahora, el debate sobre las propuestas económicas de los precandidatos se ha basado más en sentimientos e ideologías que en el análisis riguroso.

De no mediar un hecho catastrófico imprevisto, el desempeño económico de Estados Unidos será un factor decisivo en la elección. Si la actual solidez de la economía se mantiene (hoy el desempleo está en su mínimo en cincuenta años para todos los trabajadores y en el nivel más bajo de la historia para afroamericanos e hispanos), el presidente Donald Trump tiene buenas chances de obtener un segundo mandato.

Pero se están acumulando riesgos de un empeoramiento. Si se materializan, una victoria de Trump será menos probable. Según modelos recientes de Moody’s Analytics, para que Trump pierda en 2020 se necesitaría un derrumbe de la economía, o una asistencia a las urnas inusualmente alta de los votantes demócratas pero no de los republicanos.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/NUsSBaVes;