Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

canizalez1_Salwan GeorgesThe Washington Post via Getty Images_whitehousebriefingroompodium Salwan Georges/The Washington Post via Getty Images

Presidentes contra la prensa

CARACAS – El presidente estadounidense Donald Trump calificó a los medios de prensa como “enemigos del pueblo”. El presidente brasileño Jair Bolsonaro tildó al periodismo de “podrido” e “inmoral”, y lo acusó de montarle “ataques sensacionalistas”. El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llamó a los periodistas “fantoches, conservadores, sabelotodo, hipócritas”, y también “fifí” (burgueses, pretenciosos) y “chayoteros” (término que da a entender que aceptan sobornos).

A los líderes populistas les encantan los medios de masas porque les permiten difundir sus ideas. Pero odian el periodismo, que hace preguntas difíciles y trata de hacerlos rendir cuentas. Precisamente por eso tenemos que defenderlo.

Y los ataques de Trump, Bolsonaro y AMLO (que pese a sus diferencias, comparten ideas nacionalistas, tácticas populistas e inclinaciones antidemocráticas) no han sido solamente retóricos. La administración Trump limitó seriamente el acceso de la prensa a la Casa Blanca. También anuló o suspendió las credenciales de prensa de muchos periodistas, sobre la base de un razonamiento tan defectuoso o incomprensible que los tribunales ordenaron su restitución.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/8z5O8NKes;

Edit Newsletter Preferences