Iranian President Hassan Rouhani delivers a speech Anadolu Agency/Getty Images

Salvar el acuerdo nuclear con Irán

MADRID – En diplomacia, una regla no escrita indica que cuando el acuerdo en una materia concreta se estanca, conviene ampliar el marco de la discusión. Hoy, Estados Unidos parece dispuesto a revertir esta máxima con el fin de echar por tierra un acuerdo ya existente. Y no un acuerdo cualquiera, sino el acuerdo nuclear con Irán, uno de los mayores logros diplomáticos de la última década, pese a que Donald Trump lo calificara de “bochorno” en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Irán siempre ha sido un negociador difícil. En su reparto de poder confluye un sinfín de fuerzas y personalidades, a menudo contradictorias o rivales entre sí, que dificultan la interpretación —y más aún el control— del curso de la negociación.

En la situación actual, alcanzar un “meta-acuerdo” con Irán que englobe el conjunto de sus afrentas al orden internacional —no sólo su programa nuclear y de misiles, sino también su apoyo al terrorismo internacional, la desestabilización regional y las violaciones de derechos humanos— resulta ilusorio. Para llegar a puerto conviene acotar, limitar al máximo el objeto de las negociaciones.  

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/jCRDVTD/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.