0

La transformación de la educación científica

CHICAGO – En todo Occidente, los estándares en decadencia de la educación científica amenazan la prosperidad futura. Desde mediados del siglo XIX, la influencia y el crecimiento del Occidente han dependido de la innovación técnica y las hazañas científicas. Pero el Occidente se enfrenta ahora a una considerable competencia de las crecientes naciones de Asia, donde florece la educación en matemáticas y ciencias.

En general, la competencia en ciencia y tecnología es una bendición –mientras más avanzada sea una nación, será mejor cliente. Y la colaboración y los intercambios de personas favorecen la creación de empresas lucrativas y mejoran los niveles de vida. Pero hay que admitir que los decrecientes estándares de educación con el tiempo afectarán el crecimiento económico.

El Occidente, y en particular Estados Unidos, ya han vivido un momento de reconocimiento como éste cuando la URSS lanzó el Sputnik en 1957. El llamado "shock del Sputnik" convenció a Estados Unidos y a Occidente de la necesidad de una reforma radical de la educación científica, sobre todo en cuanto a la contratación, capacitación y retención de maestros.

Una reforma a la que se debe dar prioridad actualmente es la que se refiere a las ciencias a nivel de educación media. Las matemáticas, que son el fundamento de todas las ciencias, dependen de su lenguaje conciso y su orden lógico. La física, que alguna vez fue la materia que más se basaba en las matemáticas, ofrece conocimientos sobre la estructura de los átomos, y el uso de las matemáticas se ha extendido de ese campo a la química y la biología. En esencia, todos los fenómenos químicos hayan su explicación en el átomo cuántico, mientras que la química y la física apuntalan la biología molecular que, desde el descubrimiento del ADN en los años cincuenta, domina la biología moderna. Todas las demás ciencias –la geología, la astronomía, las ciencias neurológicas, la oceanografía y las miles de materias que se desprenden de estas disciplinas –dependen de las combinaciones que se traslapan entre la biología, la química y la física.