fischer173_ugurhan_getty images_US EU Ugurhan/Getty Images

La tragedia transatlántica

BERLÍN – Entre el creciente drama sino-norteamericano y la persistente crisis del COVID-19, el mundo sin duda está atravesando un cambio histórico fundamental. Estructuras aparentemente inmutables que se crearon a lo largo de muchas décadas de repente exhiben un alto grado de maleabilidad, o simplemente están desapareciendo.

En el pasado remoto, los acontecimientos sin precedentes de hoy habrían puesto a la gente en guardia ante señales de un inminente apocalipsis. Además de la pandemia y de las tensiones geopolíticas, el mundo también enfrenta la crisis climática, la balcanización de la economía global y las disrupciones tecnológicas de amplio alcance generadas por la digitalización y la inteligencia artificial.

Atrás quedaron los días en que Occidente –liderado por Estados Unidos, con el respaldo de sus aliados europeos y otros- gozaba de una primacía política, militar, económica y tecnológica incontestable. Treinta años después del fin de la Guerra Fría –cuando Alemania se reunificó y Estados Unidos emergió como la única superpotencia del mundo- hablar de un liderazgo occidental ya no es creíble, y el este de Asia, con una China cada vez más autoritaria y nacionalista al mando, está avanzando velozmente para reemplazarlo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/3XINJMLes