Train station at night

Robots y refugiados

DAVOS – El tema de la reunión del Foro Económico Mundial (FEM) de este año en Davos fue la Cuarta Revolución Industrial. El subtítulo debería haber sido: “Sobre robots y refugiados”. Si bien muchos de los paneles se centraron en las maravillas tecnológicas del futuro próximo, otros pusieron énfasis en la incapacidad del mundo para dar respuesta a uno de sus problemas más antiguos: cómo alimentar, dar vivienda y prestar socorro a grandes grupos humanos expulsados de sus hogares y países por los conflictos y la guerra.

La Primera Revolución Industrial ocurrió con la invención de la máquina a vapor y la producción mecánica; la segunda estuvo marcada por la electrificación y la producción en masa; y la tercera fue la revolución digital, que comenzara en los años 60 con la invención de los ordenadores, los semiconductores y la Internet.

De acuerdo con Klaus Schwab, Presidente del FEM, la Cuarta Revolución Industrial está comenzando ahora, “caracterizada por una Internet mucho más ubicua y móvil, por sensores más pequeños, potentes y baratos, y por la inteligencia artificial y el aprendizaje por parte de las máquinas”. Está abriendo las puertas a un mundo en el que los sistemas virtuales y físicos se interconectan en la manufactura, los servicios y el mismo cuerpo humano.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/OoUuXYt/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.