0

Hacia una Europa más amplia

Según el documento sobre la seguridad europea aprobado en 2003, "interesa a la Unión Europea fomentar un círculo de países bien gobernados en torno a sus fronteras exteriores con los que pueda mantener relaciones estrechas de cooperación". La Comisión Europea está plasmando ese principio en forma de la Iniciativa "Una Europa más amplia".

Pero esa iniciativa no podrá cumplir su gran promesa mientras permanezca dentro de la burocracia de Bruselas. Tiene que pasar a ser una iniciativa política. La UE debe tender la mano a sus vecinos menos desarrollados. Reviste un interés decisivo para Europa, pero no puede dar resultados positivos sin el apoyo político y financiero adecuado.

El instrumento más potente que tiene la UE para influir en el desarrollo político y económico de los países vecinos es la perspectiva de su ingreso en ella. Por desgracia, en vista de los problemas creados por la ampliación actual, no resulta realista ofrecer dicho ingreso a otros países, aparte de aquellos cuyas candidaturas están en examen: Bulgaria, Rumania, Turquía y posiblemente los países balcánicos.

En el pasado, se preparaba la vía hacia el ingreso con acuerdos de asociación. La característica que define los países fronterizos al sur y al este de Europa es la de que no cumplen muchos de los requisitos para la adhesión. El objetivo de la Iniciativa "Una Europa más amplia" es el de ayudarlos a cumplirlos. Los acuerdos de asociación, pese a ser deseables, pueden no ser suficientes, como lo indican las experiencias balcánicas de la UE.