0

Ha llegado el momento de ratificar el nuevo START

VARSOVIA – Como observador que soy desde hace mucho de la política americana, sé que los senadores de los Estados Unidos decidirán si ratificar o no el nuevo START, el tratado sobre la reducción y la limitación de las armas negociado con Rusia este año, a partir de una evaluación exhaustiva de los intereses nacionales de su país. Como representantes democráticamente elegidos del pueblo americano, sólo ellos pueden dilucidar cuáles son dichos intereses.

Sin embargo, los EE.UU. siguen siendo el Estado más poderoso del mundo y la decisión de los senadores tendrá inevitablemente repercusiones allende las fronteras de su país. Serán particularmente importantes para Polonia, fiel aliado de los EE.UU. en la OTAN. Por eso, es importante decir con claridad que mi gobierno apoya la ratificación del nuevo START, porque creemos que fortalecerá la seguridad de nuestro país y la de Europa en conjunto.

Las gestiones del Presidente Barack Obama en pro del desarme nuclear han contado con un amplio apoyo en Polonia. El año pasado, el primer Primer Ministro democrático del país, junto con dos ex Presidentes, incluido Lech Wałęsa, el legendario dirigente de Solidaridad, publicaron un artículo conjunto en apoyo del audaz programa de desarme de Obama.

Durante casi un año, desde la expiración del tratado START original en diciembre de 2009, no ha habido en Rusia inspectores de los EE.UU. para verificar en el terreno el estado de su arsenal nuclear. Las disposiciones de START relativas a las verificaciones ofrecen información decisiva que resulta esencial para el proceso de planificación de fuerzas.