Es el momento de reanudar las conversaciones de Doha

La suspensión desde julio de las conversaciones de la Ronda Doha de la Organización Mundial de Comercio es profundamente decepcionante. Si bien persiste la retórica de compromiso con ella, en la práctica se ha cedido a grupos de presión que se encuentran a la defensiva y se aferran al status quo.

Sin embargo, el status quo es inaceptable. En agricultura, protege a los agricultores ricos del mundo mientras ahoga las oportunidades para los pobres, a un coste para los contribuyentes y consumidores de cerca de $280 mil millones al año. En el ámbito manufacturero, impide que los países pobres avancen en la cadena de valor, ya que los aranceles aduaneros sobre sus exportaciones aumentan con el grado de procesamiento.

Las barreras entre los países en desarrollo también son notablemente altas, e impiden el rápido desarrollo del comercio entre ellos. En el ámbito de los servicios, las barreras comerciales son un obstáculo para una mejor calidad y eficiencia, reduciendo el ritmo de un sector que podría hacer una enorme contribución a la competitividad y el empleo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Apnt9zX/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.