Es hora de restringir el gobierno

PALO ALTO – La actual crisis financiera en Europa es una actualización única de la sentencia de Lenin de que no hay nada que desestabilice más a un país que una corrida de su moneda. En la UE de hoy, nada desestabiliza más a la unión monetaria que una huída de la deuda soberana de uno de sus miembros.

La agitación causada por la crisis de deuda griega y la preocupación por problemas análogos en Irlanda, Portugal, España e Italia han propagado los temores sobre la estabilidad de los bancos europeos, el sistema financiero global, la eurozona y la economía global. La canciller alemana, Angela Merkel, recientemente se hizo eco de esos temores en público y acrecentó la preocupación sobre si el euro sobrevivirá o no a la crisis.

El paquete de rescate de 750.000 millones de euros (casi 1 billón de dólares) de la UE, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional ofreció apenas un breve respiro en los mercados internacionales. Esto ahora ha dado lugar a un análisis más sobrio de la crisis y la eficacia de la respuesta.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/IARAnx9/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.