Miguel Sotomayor

Es hora de prohibir las bombas

ESTOCOLMO – El acuerdo nuclear entre Irán, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas más Alemania y la Unión Europea, se produce en un momento históricamente propicio. Con el lanzamiento de bombas nucleares a Hiroshima y Nagasaki hace casi setenta años se inauguró el capítulo más oscuro en la larga historia de las atrocidades de guerra de la humanidad. Fuego, balas y bayonetas se sumaron ahora a laradiación nuclear –arma mortal invisible y silenciosa como el gas y los agentes biológicos.

Después de la Primera Guerra Mundial, la comunidad internacional adoptó el llamado Protocolo sobre el uso de gases que prohíbe el uso de armas biológicas y químicas. Asimismo, las demandas para prohibir las armas nucleares han sido enérgicas y persistentes desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, los países poseedores de armas nucleares siempre se han opuesto a una prohibición porque según han argumentado, no sería creíble. En cambio, han sugerido un enfoque gradual que en última instancia resulte en la prohibición y producción de armas nucleares. Después de todo, el mismo enfoque condujo a los límites estrictos existentes sobre el uso de armas químicas y biológicas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/2rHNCTE/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.