Tres Hurras por Brasil

Parece que los mercados mundiales le hacen muecas de desprecio a Brasil justo ahora. Podrían estar tan equivocados acerca de Brasil como lo estuvieron los expertos de fútbol a inicios del verano. Cuando inició la Copa del Mundo, se acordarán ustedes, se dijo que el equipo brasileño era talentoso pero tenía defectos. Pero de alguna manera Brasil fue de nuevo campeón de la Copa del Mundo. El país, también, podría probar ser igual de sorprendente y flexible.

Sin duda, en los últimos años Brasil ha creado una vívida democracia que cuenta con una fuerte economía. Se merece un voto de confianza tanto por parte de los inversionistas como de los líderes políticos.

Como sucede en cualquier democracia así de vívida, hay diferencias en los puntos de vista. No todos los estadounidenses están entusiasmados con la rápida forma en la que el presidente Bush convirtió en déficits a los billones de dólares de los superávits, ni hay una mayoría que acepte su propuesta de privatizar el sistema de seguridad social de Estados Unidos (EEUU), el cual ha hecho tanto por eliminar la pobreza de la gente de edad avanzada del país. En Brasil, sin embargo, existe un amplio consenso político (no una unanimidad, ¡nadie esperaría eso!) en cuanto a asuntos clave y ese consenso incluye a todos los contendientes principales de la próxima elección presidencial que tendrá lugar en octubre.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/o4rRpHB/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.