kjames1_spencer platt_getty images_stock market pandemic Spencer Platt/Getty Images

Una nueva idea de resiliencia empresarial

LONDRES/GINEBRA – La COVID‑19 es la mayor crisis de salud pública en un siglo, y causó la recesión económica más profunda en tiempos modernos. La pandemia reveló vulnerabilidades en los sistemas sanitarios y en las redes de seguridad social en todo el mundo, expuso inmensas desigualdades y demostró de qué manera una disrupción importante puede amplificarse a través de sistemas interconectados. Es evidente que las sociedades y las economías no son ni por asomo tan resilientes como creíamos.

Una razón de lo mucho que nos costó reaccionar a la COVID‑19 es que nos hemos esforzado en eliminar cualquier margen ocioso en los sistemas. Las empresas adoptaron el evangelio de la eficiencia y de la producción «justo a tiempo», mientras los gobiernos, con presupuestos limitados, tienen dificultades para proveer los servicios más básicos; y hemos llevado los sistemas naturales al límite. Llegada una crisis, vemos que lo que antes parecía margen excesivo era redundancia necesaria.

Y todavía nos aguardan otras crisis, entre otras, las derivadas del efecto dominó de la COVID‑19 y de las repercusiones del cambio climático y otras alteraciones en los sistemas naturales de los que dependemos. Algunas serán inevitablemente «cisnes negros» que llegarán sin aviso; pero también habrá muchas de las que Michele Wucker denomina «rinocerontes grises»: amenazas muy probables y destructivas, cuya existencia conocemos, pero tendemos a ignorar.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/X9sCKKCes