22

Desde Brexit hacia Trumpilandia

LONDRES – La primera ministra británica, Theresa May, está llevando al Reino Unido hacia una salida o “Brexit” muy “dura” en el año 2019 – y potencialmente a caer del borde de un acantilado, si el Reino Unido abandona la Unión Europea sin arribar a un acuerdo de salida o a un acuerdo comercial. En su discurso del 17 de enero, May esbozó sus objetivos para negociar con la UE, y dejó en claro que ella priorizará las demandas de línea dura de quienes están a favor de Brexit, los denominados ‘Brexiteers’, por encima de los intereses económicos del país.

No es de extrañar que May escoja una variante Brexit en la que Gran Bretaña abandone tanto el mercado único de la UE como su unión aduanera: ella sabe poco de, y se preocupa mucho menos por, la economía. Su objetivo final es sobrevivir como primera ministra, y ella cree que al controlar la inmigración – una obsesión personal de tiempo atrás  –  hará que quienes votaron por “Salir” sientan cariño y cercanía por ella, y que al poner fin a la jurisdicción del Tribunal de Justicia Europeo en Gran Bretaña pacificará a los nacionalistas dentro de su Partido Conservador.

Esta postura excluye la continuación de la membresía en el mercado único. Hasta ahora, los ‘Brexiteers’ había negado la existencia de cualquier toma y daca político entre rechazar la libre circulación y mantener el libre comercio con la UE. Tal como el Secretario de Relaciones Exteriores Boris Johnson neciamente afirmó: los británicos podrían tener su pastel y, a la vez, comerlo. Ahora May tardíamente ha admitido que esto es imposible.

Económicamente, se trata de una propuesta perder-perder para el Reino Unido, que ahora renunciará a los beneficios del libre intercambio con el resto de la UE, así como también a las contribuciones de los migrantes de la UE que trabajan muy duro y pagan impuestos. Los proveedores de servicios con sede ​​en el Reino Unido, en particular las empresas financieras, perderán los privilegios de “pasaporte” que les permiten operar libremente dentro de la UE.