Una plataforma mundial para asuntos mundiales

DAVOS – Cuando el mundo entra en 2013, se está hablando mucho de una “comunidad mundial”, pero seguimos viendo señales –y, lo que es más importante, comportamientos– contrarios a esas afirmaciones.

Se debe a muchas razones, pero la principal es la velocidad, la interconectividad y la complejidad del cambio mundial, nacional e incluso individual. En un complejo sistema mundial en el que no hay un mecanismo para librarse del riesgo, persisten y se incuban unos cambios sin precedentes y unos desequilibrios en aumento: entre el consumo y la producción, los ahorros y la inversión, la economía y la ecología, la integración social y la marginación y la igualdad y la disparidad.

Durante más de cuarenta años, los dirigentes mundiales se han reunido anualmente en Davos para examinar los problemas más graves del panorama mundial y hacer propuestas para solucionarlos. Este año, la lista de los que se examinarán es larga y consta, entre otras cosas, de los problemas irresueltos en materia de deuda en los Estados Unidos y Europa, las preocupantes perspectivas económicas mundiales, la agitación en Oriente Medio y África septentrional y el pronunciado aumento del desempleo juvenil.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/OItJr5y/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.