La riqueza de especies

Aunque existe un amplio consenso entre la comunidad científica en el sentido de que la pérdida de diversidad biológica es una de las más serias amenazas ambientales, el público no está tan conciente de la magnitud del peligro. Los ecólogos y otros científicos del medio ambiente tienen parte de la culpa por no haber logrado hacer que sus preocupaciones sean importantes para la gente común. Pero quienes hacen más difícil su reto son aquéllos que afirman que los temores sobre la reducción de la biodiversidad son una conspiración de los fanáticos del ambiente para poner a la naturaleza por encima de la gente.

Nada podría estar más alejado de la verdad. Las amenazas a la biodiversidad pueden significar la pérdida de elementos clave de los sistemas de soporte de la vida humana, y por lo tanto ponen en peligro nuestro bienestar personal y económico. Ya no se pueden retrasar las medidas correctivas.

Quienes sostienen que la crisis de la biodiversidad es inventada, o que al menos está inflada, suelen señalar las estimaciones a veces exageradas que aparecen en la prensa sobre los ritmos de extinción. Los críticos aprovechan esas exageraciones para decir que en realidad el problema no es tan grave.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/gagMs2S/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.