0

Las Guerras de la Sucesión de China

¿Qué reformas políticas realizará Hu Jintao en China? Esa es la pregunta que se le debe hacer al ingeniero de 59 años de edad que asumirá el mes entrante el liderazgo del partido comunista más grande y que ha estado más tiempo en el poder que ningún otro en el mundo. Aunque las discusiones acerca del "mercadeo" que ha rodeado la llegada de Hu al poder y el aparente deseo que tiene Jiang Zemin de no dejar el escenario han dominado el acontecer diario en China desde el verano, es más importante para el futuro del país el valorar la herencia de Hu y lo que hará con ella.

La carrera de Hu Jintao no inspira optimismo. Un reporte de Xinhua en 1998 lo citó diciendo que "un buen líder debe de impulsar la democracia". Pero la idea de democracia que Hu tiene no parece contener ideas acerca de la elección directa de los líderes máximos o acerca de la garantía de las libertades individuales.

Según Wu Jiaxiang, un antiguo empleado de la secretaría del Comité Central Comunista que trabajó con la reformas políticas hasta que fue encarcelado por tres años después de la Masacre de Tiananmen de 1989, Hu cree en el gobierno de las élites, las cuales deben elegirse a través de una examinación y proceso de aprobación rigurosos. En sus discursos internos, Hu identificó a la preparación de los grupos directivos y a la mejora de las operaciones del partido como las claves para la reforma política. Esos ideales se reflejaron en una nueva ley que regula a los grupos directivos que fue aprobada en julio de 2002 y anunciada personalmente por Hu. Este modelo elitista resulta atractivo para los intelectuales chinos que desean tener gobernantes refinados.

Hu no quiere tener nada que ver con el incremento de la participación política o con los controles externos del poder del partido comunista. En varios discursos, él advirtió acerca de manipular los fundamentos leninistas del partido. Él aboga por una mayor democracia partidista interna pero rechaza la democracia generalizada en todo el sistema. Sus tres principales colaboradores del Comité Central, Ling Jihua, Zheng Xinli y He Yiting, son grandes partidarios de las reformas de las "audiencias de directivos", a partir de las cuales los líderes del gobierno son evaluados a través de la examinación interna de los pares.