La bomba que se desvanece

VARSOVIA – El acuerdo de los presidentes estadounidense y ruso de renovar las reducciones de armas estratégicas ha revivido las esperanzas de que se llegue a la abolición mundial de las armas nucleares. Difícilmente se pueda exagerar su urgencia: las armas nucleares pueden caer en las manos de estados que puedan usarlas, así como en las de terroristas que no siguen los lineamientos de estado alguno, creando nuevas amenazas de proporciones inimaginables.

Sueño noble apenas hace unos cuantos años, la eliminación de las armas nucleares ya no es una idea propugnada únicamente por populistas y pacifistas; hoy ya ha sido adoptada por profesionales: políticos conocidos por su realismo y académicos conocidos por su sentido de la responsabilidad.

La invención de las armas nucleares –que sirvieron a la disuasión durante la Guerra Fría, cuando el mundo estaba dividido en dos bloques enfrentados- respondía a las necesidades y riesgos de la época. La seguridad dependía de un equilibrio del temor, como lo reflejaba el concepto de una destrucción mutuamente garantizada.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/fQR90pQ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.