5

Los riesgos a la baja del repunte

RIO DE JANEIRO - Desde finales del año pasado, una serie de acontecimientos positivos ha impulsado la confianza de los inversores y llevó a un marcado incremento en los activos de riesgo, partiendo por los valores globales y las materias primas. Mejoraron los datos macroeconómicos de Estados Unidos y las empresas de primera línea de las economías avanzadas han seguido siendo muy rentables. China y los mercados emergentes se desaceleraron moderadamente, y se redujo el riesgo de una suspensión de pagos caótica y/o la salida de algunos miembros de la eurozona.

Más aún, bajo su nuevo presidente, Mario Draghi, el Banco Central Europeo parece dispuesto a hacer todo lo necesario para reducir el estrés en el sistema bancario y los gobiernos de la eurozona, así como reducir las tasas de interés. Los bancos centrales de las economías avanzadas y emergentes han proporcionado grandes inyecciones de liquidez. La volatilidad es baja, la confianza aumenta y la aversión al riesgo es mucho menor... por ahora.

Pero por lo menos este año es probable que se hagan realidad cuatro riesgos a la baja, socavando el crecimiento global y finalmente afectando negativamente la confianza de los inversores y las valoraciones del mercado de los activos de riesgo.

En primer lugar, la eurozona se encuentra en una profunda recesión, especialmente en la periferia, pero ahora también en las economías centrales, ya que los datos más recientes muestran una contracción de la producción en Alemania y Francia. La crisis del crédito en el sistema bancario se agrava cada vez más, al tiempo que los bancos reducen el apalancamiento mediante la venta de activos y el racionamiento del crédito, lo que profundiza la recesión.