0

La división musulmana trasatlántica

Comparados con la tensión que existe en las comunidades musulmanas de toda Europa, los musulmanes de los Estados Unidos son un grupo más satisfecho.

Según las conclusiones de un reciente estudio de Pew Forum, los musulmanes de Europa “tienen una situación económica peor que la de la población general, se encuentran frustrados en materia de oportunidades económicas y socialmente aislados”, mientras que la mayoría de los musulmanes estadounidenses dicen que “sus comunidades son lugares excelentes o buenos” para vivir; el 71 por ciento dice que, si trabaja, puede tener éxito en los EE.UU. Los niveles de ingresos y de titulados universitarios coinciden con el término medio. El 63 por ciento de los musulmanes estadounidenses afirman no sentir un conflicto entre la devoción religiosa y la vida en la sociedad moderna.

Aunque el 53 por ciento de los musulmanes de los EE.UU. creen que la vida resulta más difícil después de los ataques terroristas de 2001, la mayoría cree que la culpa es del Gobierno, no de sus vecinos. De hecho, el 73 por ciento dijo que nunca había sufrido discriminación mientras vivía en los Estados Unidos. Además, el 85 por ciento dijo que los atentados suicidas raras veces o nunca están justificados y sólo el uno por ciento dijo que la violencia para defender el islam era “con frecuencia” permisible, En Europa, porcentajes significativamente mayores creen que los atentados suicidas están “con frecuencia” o “a veces” justificados.

“Lo que se ve”, según Amaney Jamal, asesor de Pew, “es el gran éxito de la población musulmana estadounidense en su asimilación socioeconómica. Sin embargo, la “asimilación” no es lo que triunfa. “Asimilarse” significa disolverse entre el conjunto de la población que recibe la denominación de ciudadano medio, pero los musulmanes americanos no lo hacen, pues siguen siendo devotamente musulmanes en un país abrumadoramente cristiano.