0

El índice transatlántico

¿Cómo deberíamos evaluar el estado de las actuales relaciones trasatlánticas? Haciendo un guiño a Wall Street, podemos decir que la Alianza está al alza, Europa no sube ni baja y que claramente Estados Unidos va a la baja.

La Alianza está al “alza” por una razón clave: la mejora de las relaciones de Francia con EE.UU. tras la elección de Nicolas Sarkozy como presidente francés. Por primera vez desde que Charles de Gaulle creara la Quinta República, la prioridad de Francia ya no es existir en oposición a los Estados Unidos.

Las señales de este cambio son profundas y hasta espectaculares. Desde un endurecimiento de la posición de Francia acerca de Irán a una real mejora en las relaciones con Israel, por no mencionar gestos simbólicos como las vacaciones de verano de Sarkozy en los Estados Unidos o la llegada del Ministro de Relaciones Exteriores Bernard Koucher a Bagdad, se trata de una nueva Francia, una que considera seriamente volver a la estructura militar integrada de la OTAN.

El cambio de Francia es el resultado tanto del cálculo político como de una emoción muy sentida. Para Sarkozy, los franceses no son antiestadounidenses, sino sencillamente anti-Bush. En su voluntad de romper con el pasado -en particular con el legado de Jacques Chirac- y al dar un giro internacional a su "mandato por un cambio", Sarkozy está allanando el camino para los Estados Unidos post-Bush que pronto llegarán.