0

Las Tres Malas Representaciones

Han pasado dos años desde que el Partido Comunista Chino (PCCh) reveló su nuevo credo ideológico, llamado las "Tres Representaciones". ¡Qué buena fortuna que la doctrina más sagrada, la que más abarca y es la más poderosa, construída alrededor del triunvirato de "los intereses de la mayoría del pueblo", la "cultura avanzada" y "las fuerzas productivas avanzadas", encontrase a un partido político que la representase! Buena fortuna, claro, para el PCCh, no para China y su pueblo.

Las "Tres Representaciones" tienen varias versiones oficiales y cada cual incluye las palabras "siempre", "China" y "representación". Su significado es claro. Por otro lado, las frases "la mayoría del pueblo", "cultura avanzada" y "fuerzas productivas avanzadas", así como algunas otras frases que predominan en la doctrina, resultan vagas, quizá deliberadamente.

El sentido común sugiere que "la mayoría del pueblo", a quienes el PCCh supone "representar", debería incluir a los trabajadores. Pero hace mucho tiempo que el PCCh abandonó a los trabajadores. ¿Cuántos de ellos perdieron su trabajo el mes pasado? ¿A cuántos se les forzó al retiro prematuro? ¿Cuántos accidentes hubo en las minas? ¿Cuántas protestas laborales? ¿Quién encarceló a sus organizadores? El "Representante de las Tres Representaciones" se rehusa a responder. Las protestas y las huelgas de los trabajadores son "revueltas". Quienquiera que reporte tales eventos es "antirrevolucionario".

Lo mismo es verdad cuando se trata de la relación del Partido con los campesinos, quienes proveyeron los soldados y los suministros que le hicieron falta a Mao Zedong durante batallas que duraron décadas enteras. Los campesinos apoyaron a Mao porque el PCCh les prometió tierras. Pero Mao decidió quitarles la tierra incluso antes de que les fuese entregada. "El problema más serio es la educación de los campesinos", dijo Mao, así que les enseñó que toda la tierra pertenece al Estado. Los "representantes" de los campesinos son los nuevos terratenientes.