La revolución de los servicios

WASHINGTON, DC – China e India están avanzando a toda velocidad económicamente. Pero la manera en que crecen es absolutamente diferente. Mientras que China es un exportador extraordinario de productos manufacturados, India se ganó la reputación a nivel global de exportar servicios modernos. De hecho, India ha pasado por alto el sector industrial y dio un salto de la agricultura directamente a los servicios.

Las diferencias en los patrones de crecimiento de los dos países son asombrosas, y plantean interrogantes importantes para los economistas del desarrollo. ¿Los servicios pueden ser tan dinámicos como la industria? ¿Quiénes llegan más tarde al desarrollo sacan provecho de la creciente globalización del sector de servicios? ¿Los servicios pueden ser un motor de crecimiento sostenido, creación de empleo y reducción de la pobreza?

Vale la pena examinar algunos datos. El tamaño relativo del sector de servicios en India, dado el estado de desarrollo del país, es mucho mayor que en China. A pesar de ser una región de bajos ingresos, India y otros países del sur de Asia han adoptado los patrones de crecimiento de los países de ingresos medios y altos. Sus patrones de crecimiento se asemejan más estrechamente a los de Irlanda e Israel que a los de China y Malasia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/oI3WVUu/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.