6

La segunda venida de Barack Obama

WASHINGTON, DC – La competencia fue difícil pero el presidente estadounidense, Barack Obama, ha ganado las elecciones. La pregunta ahora para los Estados Unidos y para el mundo, es ¿qué hará Obama con un nuevo mandato de cuatro años?

No fue fácil ganar la reelección en un contexto de desempleo de casi 8% y una economía todavía débil. Muchos líderes –Nicolás Sarkozy, Gordon Brown y José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros– fueron derrocados debido al descontento económico de años recientes. Aunque el desastre financiero estalló durante la administración de George W. Bush, después de ochos de presidencia republicana, Obama tiene que asumir la carga de una recuperación raquítica

Obama ganó no solamente por su extraordinaria resistencia personal, sino también por un número importante de votantes de clase media, que si bien no estaban satisfechos con el ritmo del avance económico, sintieron que la presidencia de Obama les ayudaría más que las políticas promovidas por Mitt Romney, el contrincante republicano de Obama, que eran vistas como sesgadas hacia los ricos. Además, la actual transformación demográfica de los Estados Unidos dificulta más a los candidatos que no logran establecer un diálogo con los latinos y otras minorías –algo que Romney particularmente no logró hacer– ganar en todo el país.

Muchos observadores consideraron inaceptables algunos aspectos de la campaña, en particular, la cantidad de dinero gastada y el tono negativo. Sin embargo, la competitividad de la democracia estadounidense –el hecho de que siempre existe una alternativa, y aquellos que están en el poder tienen que luchar fuertemente para mantenerlo– fue una muestra admirable que todo el mundo pudo ver.